ANFACA (Asociación Nacional de Fabricantes de Conductos para Aire), que agrupa a los principales fabricantes nacionales de conductos y de la que es miembro BRINNER, ha encargado un dictamen pericial a un técnico independiente donde no sólo advierte de la falta de regulación de los ventiladores Jet-Fan, sino que cuestiona seriamente que tales ventiladores pudieran evacuar el humo en caso de incendio.

Estos ventiladores están implantándose cada vez más en garajes y aparcamientos subterráneos, como único sistema de extracción de humo en caso de incendio, en detrimento del sistema tradicional de los conductos de extracción metálicos, que son los únicos reconocidos en el CTE (Código Técnico de la Edificación) como sistemas propios para esta labor.

Según la normativa vigente, los Jet-Fan sólo podrán utilizarse en “espacios de reducida esbeltez” y túneles de carretera, pero no existe ninguna norma legal que autorice dichos sistemas para garajes y aparcamientos de cierta envergadura.

Según comenta el ingeniero encargado del dictamen pericial, en caso de incendio los ventiladores impulsarán el humo en una dirección, pudiendo ocurrir que los usuarios corran para escapar justo a contracorriente del ventilador, en cuyo caso, éste, más que evacuar el humo lo que haría sería lanzarlo hacia las personas que están huyendo de él.