Sistemas de ventilación de simple flujo

Por ley, toda vivienda debe contar con un sistema de ventilación para mantener la salubridad del aire interior. Puede ser ventilación mecánica controlada (VMC) o híbrida (natural + mecánica), nunca exclusivamente natural. Por lo tanto, en el mercado encontraremos dos tipos de sistemas de ventilación mecánica controlada para extraer de forma eficaz los diferentes contaminantes que se producen: extracción mecánica y admisión natural (simple flujo) o extracción y admisión mecánica (doble flujo). En este artículo nos centraremos en la ventilación de simple flujo.

 

Tipos de ventilación de simple flujo

La ventilación de simple flujo está diseñada para extraer y renovar el aire viciado especialmente de viviendas, en función de caudales constantes. A su vez, estos sistemas se dividen en higrorregulables y autorregulables:

 

Higrorregulable

La ventilación simple flujo higrorregulable extrae de forma individual el aire viciado en función de la humedad relativa de las estancias, dependiendo parámetros como la humedad. La principal ventaja de este sistema es su bajo consumo.

En BRINNER contamos con ventiladores Easy Home Hygro en sus modelos Classic y Premium y bocas de extracción Bahia Curve para sanitarios y cocinas. Productos de la marca Aldes.

Ventajas:

    • Disminuye pérdidas energéticas
    • Bajo nivel de ruido
    • Confort

 

Autorregulable

La ventilación simple flujo autorregulable extrae el aire viciado dependiendo de unos caudales constantes que han sido previamente estudiados según la vivienda y configurados durante la instalación. En este sistema siempre se extrae el mismo caudal de aire, cualesquiera que sean las condiciones atmosféricas y de humedad.

En BRINNER contamos con ventiladores EasyHome Auto Compact, bocas de extracción Bap’SI y rejillas de extracción e impulsión ColorLine®. Productos de la marca Aldes.

Ventajas:

  • Bajo coste
  • Fácil montaje.
  • Constante renovación = mejor calidad del aire

 

Marco legal

Los sistemas de ventilación mecánicos que hemos mencionado anteriormente, ya sean de doble o simple flujo, deben cumplir la normativa vigente.

 

CTE

El Código Técnico de Edificación (CTE) dicta en el apartado “Calidad el aire interior” de su Documento Básico DB HS 3 los requisitos generales de ventilación de edificios residenciales, por lo que habrá que tenerlo en cuenta a la hora de idear un sistema de ventilación legal y funcional.

Según el CTE, estos serían los elementos indispensables que deben incluir los sistemas de simple flujo:

  • Ventilador/es: Motor que creará una corriente para conseguir que el aire sea extraído de forma correcta.
  • Bocas de extracción: para instalación en cuartos húmedos. Extracción de aire interior.
  • Entradas de aire: para instalación en cuartos secos. Entrada de aire exterior.
  • Red de conductos: permite que el aire viciado de la vivienda sea transportado hacia el exterior y conduce el aire limpio al interior. Hay distintos tipos y materiales de conductos.

 

EPBD

A su vez, en 2020 entró en vigor la Directiva Europea de Eficiencia Energética en Edificios (EPBD), estableciendo los requisitos mínimos de eficiencia energética que deben asumir los edificios, materiales y energía consumida por elementos como la ventilación. Por lo tanto, también habrá que tener esta directiva en cuenta.

 

Las consecuencias de una deficiente o nula ventilación pueden ser fatales para la salud. Os recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre el Síndrome del Edificio Enfermo, donde mostramos algunos de los efectos que podemos sufrir debido a una mala calidad del aire.

 

No duden en contactarnos si quieren pedir presupuesto totalmente gratis y sin compromiso.