sistemas ventilación coronavirus
 

Sistemas de ventilación y coronavirus.

¿Qué recomiendan los expertos?

 

La crisis del COVID-19 pone a prueba a todos y a todo, desde el personal humano que trabaja en primera fila contra el virus hasta algo intangible como es la economía de un país. Los sistemas de ventilación y aires acondicionados no van a escapar tampoco a medidas de prevención e higiene, por lo que en este artículo hablaremos de las recomendaciones que aportan la REHVA (Asociación Europea de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado) para mantener un nivel de salubridad óptimo en hogares y centros de trabajo.

Informamos que las medidas recogidas en estos documentos son provisionales, por lo que si se descubre más información sobre el virus y cómo atajarlo podrían modificarse o aumentar.

 

  • Airear más y mejor

Por normativa estamos obligados a renovar el aire de nuestro local comercial, nave industrial o incluso vivienda. Este caudal suele representar un porcentaje bajo del aire que mueve el equipo de climatización. Lo que recomienda la REHVA en edificios con ventilación mecánica es aumentar ese caudal de aire exterior de forma que suponga un porcentaje mucho mayor del aire total que mueve el equipo, llegando incluso al 100%.

Esta medida está enfocada sobre todo a grandes edificios con sistemas de ventilación centralizados regulables por demanda, ya que en muchos casos no va a ser posible modificar dicho caudal si no se cuenta con un sistema de ventilación forzada en nuestro local, vivienda, etc.

La REHVA recomienda también que, en los sistemas de ventilación controlados por demanda, se cambie el punto de ajuste de CO2 a un valor más bajo de 400 ppm para asegurar la operación a la velocidad nominal. Mantener la ventilación encendida las 24 horas, los 7 días de la semana, con tasas de ventilación reducidas (pero no apagadas) cuando las personas estén ausentes.

¿No cuenta con sistema de ventilación mecánica? Se recomienda entonces que mantenga abiertas las ventanas todo lo posible (incluso cuando esto causa cierta incomodidad térmica) y, por lo general, se eviten espacios abarrotados y mal ventilados.

En resumen, el consejo general sería suministrar tanto aire exterior como sea razonablemente posible.

 

  • No manipule las consignas de temperatura y humedad

La humidificación y el aire acondicionado dentro de rangos aceptables no tienen efecto práctico contra el COVID-19.

Se ha descubierto que los coronavirus son bastante resistentes a los cambios ambientales y solo son susceptibles a una humedad relativa muy alta (por encima del 80%) y una temperatura por encima de los 30˚C, condiciones que no son aceptables en edificios ocupados por personas y fuera de los rangos de control de los equipos de ventilación comerciales.

 

  • ¿Hace falta cambiar los filtros?

Se recomienda aumentar el grado de filtración si cuenta con filtros centrados en retener el polvo pero que no son bastante efectivos contra el virus (F4 / F5 o ISO grueso / ePM10), no solo del aire exterior sino también del recirculado, intentando acercarse todo lo posible a una filtración MERV-13.

Aunque si tiene un sistema de ventilación moderno (unidad de tratamiento de aire), no debe preocuparse, ya que están equipados con finos filtros de aire exterior (tipo F7, F84, ISO, ePM2.5 y ePM1) que evitarán que el coronavirus pase a través de él.

Considere el uso de equipos de filtración de aire portátiles, recomendado sobre todo en pequeñas estancias de menos de 10m2 , que deberá colocar cerca de la zona donde se encuentran respirando los ocupantes.

 

  • Cuidado, el virus puede volver al interior

Bajo ciertas condiciones, las partículas de virus en el aire extraído pueden volver a ingresar en el edificio.

  1. Los recuperados de calor rotativos (entálpicos) intercambian humedad entre la extracción y el aporte. Aunque es poco probable, parece que el virus podría pasar de un caudal a otro a través de la rotación del módulo intercambiador, y por lo tanto, volver al interior del edificio. Es recomendable, pues, revisar el estado del recuperador, incluida la medición de la diferencia de presión. La transmisión del virus a través de recuperadores de calor no es un problema cuando el sistema de ventilación está equipado con una unidad de doble bobina u otro dispositivo de recuperación de calor que garantiza una separación del aire del 100% entre el lado de extracción y el de impulsión.
  2. Se recomienda evitar la recirculación central durante los episodios de COVID-19, ya que las partículas de virus en los conductos de retorno también pueden volver a ingresar a un edificio.

 

  • No es necesario limpiar los conductos de ventilación

La limpieza de los conductos no es efectiva contra la infección de estancia a estancia, ya que el sistema de ventilación no es una fuente de contaminación si se siguen las recomendaciones anteriores.

Es mucho más importante y efectivo aumentar el suministro de aire fresco y evitar la recirculación de aire, como ya se ha mencionado anteriormente.

 

Resumen de medidas recomendadas por la REHVA para evitar el coronavirus en sistemas de ventilación:

  1. Asegure la ventilación de los espacios con aire exterior.
  2. Cambie la ventilación a velocidad nominal al menos 2 horas antes del tiempo de uso del edificio y cambie a velocidad más baja 2 horas después del tiempo de uso del edificio.
  3. En las noches y fines de semana, no apague la ventilación, pero mantenga los sistemas funcionando a menor velocidad.
  4. Asegure una ventilación regular con ventanas (incluso en edificios con ventilación mecánica).
  5. Mantenga la ventilación del inodoro 24 horas/7 días en funcionamiento.
  6. Evite abrir ventanas en los inodoros para asegurar la dirección correcta de ventilación.
  7. Indique a los ocupantes del edificio que descarguen los inodoros con la tapa cerrada.
  8. Cambie las unidades de tratamiento de aire con recirculación a aire 100% exterior.
  9. Inspeccione el equipo de recuperación de calor para asegurarse de que las fugas estén bajo control.
  10. Apague las bobinas del ventilador o actívelas para que los ventiladores estén continuamente encendidos.
  11. No cambie los puntos de ajuste de calefacción, refrigeración y posibles humectaciones.
  12. No planifique la limpieza de conductos para este período.
  13. Reemplace el aire exterior central y extraiga los filtros de aire como de costumbre, de acuerdo con el programa de mantenimiento.
  14. Los trabajos regulares de reemplazo y mantenimiento del filtro se realizarán con medidas de protección comunes, incluida la protección respiratoria.

 

En este enlace podrá acceder al documento completo de la REHVA sobre cómo operar y utilizar las instalaciones térmicas en la edificación para prevenir la propagación del coronavirus en los lugares de trabajo, traducido al español.

 

recomendaciones prevenir covid

 

Esperamos que les haya resultado útil e interesante este artículo.

No duden en contactarnos si quieren pedir presupuesto totalmente gratis.