Un ventilador es la unión de un motor de accionamiento y un propulsor giratorio compuesto de álabes (palas), cuyo objetivo es desplazar un gas, normalmente aire, de un lugar a otro. Se utilizan generalmente en el campo de la climatización, ventilación y calefacción (HVAC).

Los ventiladores de aire enfocados al ámbito industrial se pueden clasificar en tres grupos según la trayectoria del aire a través del ventilador:

 

1. Ventiladores centrífugos

Se denomina centrífugo a todo ventilador en el cual el flujo de aire sale en dirección radial a su eje, de ahí que también se les llame ventiladores radiales. Presentan dos tipos de palas: curvadas hacia delante o curvadas hacia atrás. Dependiendo del tipo de pala tendrá diferentes características de presión y caudal.

Ventiladores de aire centrífugos

Ejemplos de tipos de palas en ventiladores de aire centrífugos

Estos ventiladores emplean la fuerza centrífuga que obtienen del aire para proceder a renovarlo. Redirigen la presión del mismo utilizando unos extractores que se sitúan en una caja protectora de metal.

Es habitual su instalación en negocios hosteleros, grandes almacenes o naves industriales.

 

2. Ventiladores axiales

Ventiladores de aire axiales

Ventiladores de aire axiales

Se denomina ventilador axial a todo ventilador en el que el flujo de aire pasa en dirección paralela a su eje. Se les suele llamar helicoidales, pues el flujo a la salida tiene una trayectoria en forma helicoidal (de hélice).

A diferencia de los centrífugos, este tipo de extractores son apropiados cuando se requiere mover mucha masa de aire con una relativamente baja presión.

El diseño de las palas es muy variado, incidiendo en las prestaciones, el nivel sonoro y en el dardo de descarga.

Su principal ventaja es la gran potencia que poseen, además de su capacidad para trabajar con un gran caudal de aire.

 

3. Ventiladores tangenciales

Ventiladores de aire tangenciales

Ventiladores de aire tangenciales

 

Recibe este nombre debido a que el flujo de aire que entra en su interior sale en dirección tangencial a su eje.

Su característica principal es que presentan un rodete sin envolvente de diámetro reducido, y con el motor directamente acoplado en uno de los extremos.

Son aparatos que gozan de una presión disponible baja y nivel sonoro muy reducido.

Se utilizan fundamentalmente en fancoils, cortinas de aire y, en general, en sistemas de climatización y calefacción.

 

 

Además de los tres tipos anteriores, existen sistemas denominados «helicocentrífugos«, que poseen características mixtas entre los centrífugos y los axiales. Se utilizan frecuentemente en aplicaciones de extracción por conductos tanto en el ámbito doméstico como en oficinas y comercios.

 

En nuestra tarifa parcial de ventilación podrá descubrir nuestros diferentes ventiladores.

Visite el apartado «Ventilación» de nuestra web para saber más sobre nuestros productos.

 

Antes de comprar

Antes de decidirte por uno u otro, se deberán tener en cuentas los siguientes aspectos para asegurar la correcta elección y montaje de su ventilador industrial:

  • Estudiar las condiciones de la instalación: Dependiendo de sus características, habrá que gestionar un número de renovaciones/hora.
  • Diseño de la instalación: Se debe estudiar si existen elementos que produzcan humos o gases, prever sistemas de captación de humos, la disposición de rejillas instaladas en puertas, etc.
  • Tipos de ventiladores: Tener en cuenta los diferentes tipos de los que hemos hablado anteriormente para saber cuál es el que mejor conviene en cada caso.

 

No dude en contactar con nosotros para asesorarle a la hora de elegir su ventilador ideal.